domingo, 14 de julio de 2013

Rutkair, el primer dragón nacido del fuego

Era un día tormentoso. Los rayos se sucedían unos a otros, no había un solo momento de oscuridad a pesar de estar ya entrada la noche.

Eran tres, tres huevos, cada uno de un color y ella miraba como se movían junto al fuego.

De pronto uno de ellos comenzó a romperse y unas escamas de color rubí aparecieron tras la cáscara.

Lo llamó, Rutkair.



Obra registrada. Prohibida su reproducción total o parcialmente.







Ya sabéis, si queréis algo como Rutkair o cualquier otra creación totalmente personalizada a vuestro gusto, poneros en contacto con nosotros ;)

2 comentarios:

  1. Menudo realismo.
    Te ha quedado genial.
    Beoso de colores y bendiciones.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias Ángela. Viniendo de toda una maestra artista como tú me voy a pasar todo el mes flotando en una nube. Jejeje. Pues si te ha gustado... Dentro de poco vendrán sus dos hermanos ;)

    ResponderEliminar

¡Un blog se alimenta de tus comentarios!